amar no es soportar

Amar no es soportar, aunque al amar soportemos muchas cosas, pero todas esas cosas tienen que ver con las adversidades de la vida y de las relaciones, no con una destrucción de lo que somos. Cuando soportar se convierte en permanecer bajo lo que destruye nuestro ser, eso ya no es soportar, ni mucho menos amor. 

Solo podemos amar cuando somos, y si al amar, creyendo que soportamos, destruimos nuestro ser, es imposible que podamos amar, porque para empezar, no podemos amarnos a nosotros. Cuando dejamos de ser o cuando destruimos nuestro ser, no podemos amar. Entonces, cuando soportar algo, por amor, destruye lo que somos, lo que menos hay es amor.

El amor lo soporta todo, dicen. Pero no dicen qué es ese todo que soporta el amor, y nosotros, al no saberlo, nos quedamos soportando cosas que no debemos soportar, y más que soportar, nos sometemos a esas cosas y terminamos destruidos por eso que creemos amar, y creemos amarlo nada más, porque en realidad no lo amamos, si en verdad lo amáramos, nos amaríamos a través de eso que amamos y no permitiríamos una destrucción de nuestro ser, ya que una destrucción de nuestro ser significaría una destrucción del amor mismo.

No podemos amar mientras destruimos lo que tiene la facultad para amar, que es nuestro ser. El amor no es sin nosotros y nosotros no somos sin el amor. Es por esto que, aunque soportemos muchas cosas en el amor, cuando eso que soportamos empieza a destruir nuestro ser, también empieza a destruir nuestro amor. No puede sobrevivir el amor sin nosotros y nosotros no podemos sobrevivir sin amor.

Amar es soportar, pero solo cuando eso que soportamos no destruye lo que somos, porque esa es la única forma de mantener vivo el amor y de poder seguir soportando. Cuando amamos, soportamos; soportamos las dificultades de la vida, soportamos muchas circunstancias. Pero soportar no es sinónimo de destruirnos a nosotros mismos, ni de someternos a lo que nos destruye, simplemente por creer que lo amamos y que nos aman.

Cuando soportar nos aleja de nosotros mismos, cuando soportar nos hace perdernos a nosotros mismos, cuando soportar nos hace desconocernos, cuando soportar nos convierte en alguien que no somos, no es amor ni es soportar. Es una sumisión. 

El amor soporta todo lo que es amor, y en eso cabe todo lo que significa soportar cuando amamos, soportar en el sentido correcto, sin destruir lo que somos. Solo podemos soportar, al amar, aquello que no destruye lo que somos, aquello que no destruye nuestra capacidad de amar. Cuando amamos, solo podemos soportar aquello que mantiene vivo el amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s