la cura es ser diferentes

Muchas veces intentamos curar nuestras heridas, intentamos de todas las formas posibles, enloquecemos tratando de curarlas y no vemos que lo logremos. Vemos incluso que nuestras heridas crecen y es posible que así sea. Pero muchas veces, casi siempre, el obstáculo para curar nuestras heridas no está en lo que hacemos o no hacemos, sino en lo que somos.

En ocasiones buscamos la cura en lo que nos hirió, en los mismos lugares y personas, y eso no hace más que alejarnos de la cura y provocarnos más heridas. Cuando hemos sido heridos, ya sea por otros o por nosotros mismos, curarnos ya no se trata de quién nos hizo el daño, sino de lo que nosotros nos hacemos, y más todavía, de lo que nosotros somos con nosotros mismos. 

Curarnos, aunque tenga que ver mucho lo que hacemos, se trata de lo que somos y de lo que somos en el presente, no en el pasado ni en el futuro. No podemos curarnos de una herida en el presente siendo algo que ya no somos. No podemos curarnos siendo lo que nos hirió, no podemos curarnos siendo lo que fuimos. Es necesario ser distintos, ser de acuerdo a lo que necesitamos. Si seguimos siendo lo que nos hirió, nunca podremos curarnos. Si seguimos siendo lo que fuimos, seremos nuestro obstáculo para curarnos. No importa cuánto hagamos, si seguimos siendo lo que éramos, eso mismo destruirá todo lo que hagamos. 

Lo que somos destruye lo que hacemos, es por eso que se vuelve imposible curarnos. Entonces, la cura para nuestras heridas está en lo que somos. Toda acción, por muy buena que sea, si no nace de lo que somos, termina cayéndose y volviéndose en nuestra contra. De lo que somos se sostiene lo que hacemos. No podemos curarnos haciendo muchas cosas buenas si nosotros no somos buenos con nosotros mismos. 

No podemos curarnos siendo lo que nos hirió, la cura es ser diferentes. Solamente al ser diferentes, le cerramos las puertas a lo que sucedió y abrimos las puertas a algo nuevo. Cuando somos diferentes, nuestras acciones serán producto de lo que seamos y no solo de nuestro deseo de curarnos. Cuando seamos diferentes, nuestras acciones estarán a la altura de lo que seamos y podremos curarnos. Ya no seremos un obstáculo, abriremos un camino hacia nuestra cura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s