abandona el futuro

No podemos vivir en el pasado, pero tampoco podemos vivir en el futuro. Luchamos demasiado por abandonar el pasado, y aunque lo logremos, estamos llenos de algo que no consideramos abandonar: futuro. De esa forma, aunque nos vayamos del pasado, seguiremos sin poder vivir en el presente. Habrá algo que ocupará todo nuestro ser y nos impedirá estar en nosotros. No solo tenemos que abandonar el pasado, sino también abandonar el futuro.

Estamos llenos de todo lo que todavía no es y ni siquiera sabemos si será. Estamos llenos de nuestra propia idea de lo que deseamos. Nos hemos llenado de imágenes, pensamientos, sentimientos y conductas de lo que deseamos. Estamos llenos de nuestro propio deseo de las cosas y no de las cosas que deseamos, tanto que no tenemos espacio para las cosas que sí tenemos y tampoco tenemos espacio para nosotros.

La forma en que nos sentimos, respecto a lo que deseamos, revela si necesitamos continuar o abandonar. Si lo que deseamos nos impide vivir, nos quita la paz y nos destroza, necesitamos abandonarlo. Y abandonarlo no es abandonar lo que uno desea, sino abandonar la forma en que lo desea. No se trata de no soñar, no desear, no aspirar, no luchar. Se trata de la forma en que lo hacemos.

Abandonar el futuro no es borrar el futuro, al igual que abandonar el pasado no es borrar el pasado. Abandonar el futuro es la forma en que nos relacionamos con él. Si nuestro futuro nos impide vivir, basta con eso para saber que necesitamos abandonarlo, que necesitamos cambiar la forma en que lo vemos y lo vivimos. Necesitamos abandonar lo que no es, para que nosotros podamos ser.

Al no abandonar un futuro que nos impide vivir, nosotros mismos nos estamos impidiendo llegar a ese futuro y no solo llegar a ese futuro, sino también vivir el presente y lo que en él somos. Si permanecemos en el futuro que nos obstaculiza vivir, será imposible llegar al futuro deseado. El futuro nunca tiene la forma de cómo lo veíamos cuando no estábamos en él, el futuro no tiene la forma de lo que tememos, el futuro no tiene la forma de lo que nos destruye; por lo que permanecer en él es permanecer en una ilusión, en una mentira.   

Cuando nos vamos del pasado y del futuro, podemos ser lo que solo hoy podemos ser, podemos vivir lo que solo hoy podemos vivir. Fuera del presente no hay más que dolor, angustia, tristeza, frustración, miedo. Fuera del presente no hay nada de nosotros.

Deja lo que fue en donde fue, deja lo que no ha sido en donde será. Esa es la única forma de ser en lo que es.

1 comentario en “abandona el futuro”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s